No hay duda de que una de las tecnologías que más ha cambiado la forma de implementar tecnología y hacer negocios es el Cloud.   Las empresas están adoptando cada vez más soluciones SAAS desde e-commerce hasta  ERP. La acelerada adopción de SAAS en muchos casos se ha dado sin la participación de TI. Sin embargo, estos cambios rápidos han devenido en nuevos desafíos para el éxito, en particular, la integración. Muchas empresas han logrado integrar sus aplicaciones empresariales para romper los silos de información, pero ahora  están viendo un problema renovado de “silos nube”.

En este contexto, emerge iPaaS o “Integration Platform as a Service” con la promesa de resolver los obstáculos de integración en la nube.

iPaaS, ¿es una solución de integración tradicional aunque instalada en la nube?

Una renovada forma de vender los mismos productos tradicionales de integración es lo primero que viene a la mente la primera vez que uno escucha el término iPaaS. Se tiende a interpretar que esta solución no es más que un producto tradicional de integración instalado en la nube. iPaaS es más que eso; intenta, más bien, resolver nuevos desafíos como:

  • Integración híbrida, es decir, nube-nube, nube-on-premises, on-premises-on-premises.
  • Biblioteca de componentes de integración para el creciente número de aplicaciones (SaaS) que día a día van surgiendo.
  • Integración federada: cómo podemos desplegar una solución de integración para que los datos recorran un camino más directo entre distintas aplicaciones.
  • Rapidez de implementación y facilidad de mantenimiento en el contexto de aplicaciones SAAS en donde la empresa no gobierna el ciclo de vida de todas las aplicaciones y APIs
  • Seguridad distribuida
  • Escalabilidad y pago como servicio
  • Multitenancy
  • Gobierno distribuido

Se vislumbra que las soluciones iPaaS han llegado para convivir con los tradicionales plataformas de integración “on-premises” más que a reemplazarlas, al menos inicialmente. A pesar de que esta nueva arquitectura es concreta, sin embargo, la transición no será inmediata. Las empresas tienen generaciones de sistemas existentes y es crucial que se integren con estos nuevos servicios. De acuerdo con Gartner, “Los usuarios deben planificarse para un cambio gradual  hacia un modelo híbrido en el que estas arquitecturas iPaaS y SOA tradicionales coexistan e interoperen”.

Conclusiones

iPaaS no ha venido a ser una nueva excusa de venta para los Vendors tradicionales, más bien llegó a solucionar problemas que surgen del nuevo paradigma computacional llamado Cloud Computing. No se trata de reemplazar las soluciones de integración actuales, más bien, debería pensarse en que son soluciones complementarias inicialmente.

Las empresas que estén subiéndose a la nube (tarde o temprano todas lo harán) tienen la oportunidad de adelantarse a los problemas de integración que podría causar falta de flexibilidad o time-to-market en los negocios.  Las soluciones y el mercado de iPaaS son aún emergentes o al menos nuevas, en comparación con el software de integración tradicional. No obstante, se predice un creciente aumento de oferta y funcionalidad.

Todo esto nos indica que es un buen momento para que las empresas evalúen soluciones iPaaS, sobre todo, en el contexto de adopción Cloud.