Marketing Digital

 

Los objetivos del marketing no han cambiado en el tiempo: captar, retener y fidelizar a los clientes (https://definicion.de/marketing/). Lo que sí ha cambiado es:

  • El consumidor: informado, exigente, empoderado, urgido, conectado, digitalizado, que busca cuando él lo desea lo que él desea.
  • La tecnología: posibilidad de procesar grandes volúmenes de información para lograr experiencias, ofertas y procesos de venta personalizados y automatizados.
  • Los canales: antes casi exclusivamente el físico, ahora “omnicanal”.

 

Tradicionalmente se ha utilizado el marco de las “4 P” (Producto, Precio, Plaza y Promoción) y en la era digital se habla (en cursos y universidades) de otras “3 P”: Personas, Procesos y Pruebas Físicas. Estos marcos teóricos son de gran utilidad, pero, aún así, muchas empresas todavía no han sacado todo el provecho al marketing digital. A la hora de adoptar estrategias digitales surgen inquietudes prácticas: ¿Cuál es la real diferencia con el Marketing Tradicional?, ¿por dónde comienzo?, ¿cuáles son los factores claves de éxito?, ¿las herramientas?, ¿cómo nos enfrentamos a esta “nueva” forma de hacer marketing?

 

Les dejamos 5 consideraciones importantes:

 

  1. ¿Cómo atraer audiencia?: La primera actividad que surge es tomar acciones para atraer posibles clientes. En el mundo digital, la estrategia es identificarlos, capturar, obtener sus datos y llevarlos a nuestro sitio web. Existen varios medios tales como: Search Engine Marketing (SEM), por ejemplo Google Adwords, SEO o Search Engine Optimization, Email Marketing, etc, pero nunca perder el foco en tener contenidos de interés.
  2. Presentar Experiencias personalizadas: Primero debemos diseñar cuál es “customer journey” y “touch points” que queremos. Luego, usar la tecnología para nutrir datos y tomar decisiones on-line para lograrlo.
  3. Más inbound y menos outbound: Este es un cambio grande de paradigma que trae lo digital. Me gusta explicarlo como un “cambio en el enfoque de ventas”, desde el “salgo a vender” (o hacer “push”), a “me compran porque tengo una buena propuesta de valor”; este es el inbound marketing.
  4. Marketing de Contenidos y Pruebas físicas: “El contenido es el Rey” en el marketing digital. Debe ser relevante y atractivo, no solamente desde lo estético. Blogs, videos, demostraciones, experiencias exitosas de clientes, transmisiones on-line por streaming y manuales son algunas herramientas que podemos utilizar.
  5. Foco en la conversión: Debemos automatizar interacciones con mensajes relevantes y oportunos. Para eso, los envíos masivos de comunicaciones ya no sirven, a cada acción digital de un cliente, podemos responder en el momento y con el mensaje adecuado. De esta forma nos orientarnos en “convertir”: para cada interacción lograr un nuevo avance u objetivo (final o intermedio) que aumente nuestras posibilidades de venta. Lo podemos lograr motivando a cada prospecto a dar el próximo paso y allí son fundamentales las herramientas de automatización de marketing (o marketing automation).

 

Cada uno de estos puntos seguramente requieren más detalles y los abordaremos en próximos artículos relacionados.