Está claro que los cuatro pilares tecnológicos que componen la llamada Tercera Plataforma (movilidad, cloud, Big Data y social media) han cambiado la forma en que las aplicaciones se construyen, se despliegan y también su seguridad.

Lo que  antes eran aplicaciones que vivían en un entorno de servidores propios dentro de data centers u oficinas, aparentemente bajo control, hoy son aplicaciones totalmente distribuidas entre la nube, información local, información en celulares, aplicaciones móviles, información colaborativa de los stakeholders de la cadena de valor, etc.

En ese contexto el desafío de la seguridad es mucho más complejo, los problemas en este ámbito son diferentes y por lo tanto, también han surgido soluciones, conocimientos y herramientas para enfrentar las nuevas aristas en torno a la seguridad.

El estado del arte

El foco de la acción a nivel de seguridad, se debe basar en la inteligencia aplicada por los servicios especializados y dedicados a los focos fundamentales, el Perimetral y Supervisión, los servicios enfatizan en herramientas de última línea como Endpoint Protector que no sólo permite aumentar la seguridad gracias al control y supervisión usuario, también canaliza sus esfuerzos mediante la constante información de eventos de seguridad a través de sus partner para el cliente final.

Asegurar las acciones de última línea, supervisar el acceso del medio que puede simplemente boicotear toda medida de seguridad aplicada, es el foco que las áreas de TI deben promover, sumado a servicios de análisis constante de código para las aplicaciones propietarias, soporte enfocados en las medidas proactivas de actualización, orientados a prever el error, la infección y no reactivos al suceso.

La seguridad como tal, es una suma de acciones aplicadas, de manera inteligente y coordinada con expertos y áreas interna de TI. El foco de la seguridad hoy, es centrar la prevención en las acciones que otros puedan ejecutar, asistidos por herramientas y gestión experta, que no sólo consiste en la adquisición de una licencia, más bien en la inteligencia colectiva aplicada sobre un servicio orientado al trabajo proactivo, apoyado por herramientas Cloud e inclusive On-Premise de última generación.

Futuro de la seguridad

La Tercera Plataforma, motor de la Transformación Digital, va a seguir cambiando la forma de implementar tecnología y, por lo tanto, los desafíos de seguridad van a seguir creciendo. El paradigma de la computación se dirige hacia la ubicuidad de información, las aplicaciones cloud, los microservicios distribuidos; el Internet de las Cosas y la robótica utilizada en hogares y empresas harán que la información y los dispositivos de control estén aún más distribuidos. Hay un gran espacio entonces para desarrollar conocimiento y soluciones para estos nuevos contextos.