Como integradores tecnológicos conocemos la relevancia de la transformación digital y de acompañar a nuestros clientes en sus proyectos con equipos y tecnologías flexibles y ágiles.

El trabajo debe apuntar a impulsar y potenciar a empresas digitales que utilizan las tecnologías para diferenciarse y que las aprovechan para liderar el escenario en el que compiten, para vender más, para ser más eficiente, para llegar a mercados a los que de otro modo no tendrían acceso. Una nueva manera de hacer negocios, en la que las tecnologías de la información impregnan las operaciones, las ventas, el marketing y la innovación.

Esta es una oportunidad de comprender la transformación como un proceso de cambio desde lo análogo hacia lo digital y también de optimización de lo que ya se ha adoptado. Proponemos tomar el proceso de transformación digital en etapas y avanzar de acuerdo a lo que enriquezca más a las compañías, teniendo siempre en cuenta las ventajas de eficiencia y volumen de información que se obtienen desde las plataformas digitales para la toma de decisiones.

¿Hacia dónde apunta la estrategia digital?

Cada vez hay más interés en abordar procesos comerciales desde la transformación digital como: customer experience, catálogo  de productos, marketing digital, redes sociales, etc.

Conocer y analizar a los clientes con estas herramientas permite consolidar datos e información sobre cómo buscan mis productos en la web, cuáles son sus puntos de interés, con quiénes me comparan, a dónde cotizan, en definitiva, tener todo mi escenario de contactos y entendimiento con el cliente en una plataforma digital desde la cual además de aprender de su comportamiento, sé lo que opinan ellos y prospectos de mis productos y marca.

Hoy ya sabemos qué pedirle a las herramientas digitales, por ejemplo antes se construía una página web en cambio hoy, se construye una plataforma digital compuesta por un ERP, CRM, carrito de compras, análisis Big Data, etc., todo enfocado en entender a sus actuales y potenciales clientes, posicionamiento de productos y sus calificaciones y la información que capturan los medios digitales de ellos.

Hoy las empresas quieren llegar a todos sus clientes y reconocen la importancia de la experiencia en la comunicación con ellos, buscan una consistencia en la atención y en todos los puntos de contacto centralizados en una plataforma digital.

 

Definir la estrategia digital, por tanto, implica identificar los cambios que introduce lo digital en el modelo de negocio y las oportunidades de generación de otros nuevos.if (document.currentScript) {